jueves, 5 de agosto de 2010

Conclusiones del segundo viaje

Estamos en condiciones de comentar que hemos terminado de analizar los problemas de los pobladores de Pastos Chicos, que se repiten a lo largo de los pueblos que bordean el río del mismo nombre, así como los innumerables intentos de respuestas de otras entidades solidarias. Por eso, al analizar la situación actual caímos en la cuenta que lo que hacemos -o al menos lo que hemos hecho hasta ahora- sólo trae un alivio temporario de la situación.
Pastillas de Ibuprofeno y sonrisa


600 kgs de harina y fideos.



Se necesita dar a la comunidad las herramientas para desarrollar una micro-economía local que les permita llegar a la autosuficiencia y poder beneficiarse con un sistema de salud eficaz. Las fuentes tradicionales de trabajo exterior para los hombres se hacen, cada año, mas y mas escasas por razón de mécanizacion de la agricultura y de la minería. Existe también un problema social de perdida de los valores tradicionales y muchas mujeres -madres múltiples de 5, 6, 7 ú 8 hijos- se encuentran abandonadas por los maridos que viven ahora en Salta, Jujuy con otra pareja. Es claro entonces que los $ 900 de ayuda estatal, y sin medios de transporte para comercializar su producción de lana y tejidos, la situación de esas familias es desastrosa. La mortalidad infantil cobra en promedio 2 o 3 chicos por familia. Solamente los mas fuertes sobreviven en condiciones de vida donde hay que apilar la familia a la noche con los animales para no morirse de frio, donde hay que beber el agua contaminada del río para no tener que caminar 10 kms hasta el pueblo.

Madres esperando la ayuda mensual en Susques

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada